Comparar Precios

Uno de los consejos más claros y importantes es comparar precios en las distintas tiendas y establecimientos.

En nuestro día a día siempre estamos pensando “quiero esto”, “me gustaría comprarme esto”, “esto me lo tengo que comprar”… Mi consejo comparar precios, tanto en tiendas físicas como en tiendas on-line.

En la mayoría de los productos existen ofertas o promociones que hacen que no nos cueste tanto gastarnos el dinero o, simplemente, nos convencen de la compra. Todo esto está planeado no os creáis que no, pero bueno, si nos podemos aprovechar de alguna oferta o cupón descuento en esta sociedad tan capitalista y consumista ¿porque no?

Algo que he aprendido en estos mis experiencias de compra es que siempre está más cara en algún sitio y ahí es donde no hay que compra. Se aprovechan de la impulsividad de las personas y de lo poco pacientes que somos algunas veces cuando queremos algo “necesario” y no nos podemos esperar.

Por eso os digo que cuando queráis compraros algo que de alguna manera no esté en vuestra rutina de compra o no sea una compra habitual es que comparéis precios, aunque también comparéis precios de las compras diarias, ya que en muchos establecimientos el precio es distinto y nos podemos ahorrar alguna que otra moneda.

 

Ahorros Saludables

Seguimos con la forma de ahorrar algún dinerito en nuestro día a día, ya que lo necesitamos. Y no nos damos cuenta y podemos ahorrarlo de muchas maneras y además podemos mejorar nuestro hábito de una forma más saludable.

1.Beber más agua.

No sólo beber agua en abundancia tiene grandes beneficios para la salud, sino que también tiene beneficios financierosBeber un gran vaso de agua antes de cada comida con el fin de permanecer por más tiempo y, finalmente, comer menos. No sólo va a ahorrar en la factura de la comida, pero también se sentirá mejor después de quedar bien hidratado.

Aún mejor, beber más agua – ya sea en una botella rellenable o en los restaurantes – significa gastar menos dinero en bebidas como refrescos, jugos, y té.

2. Evitar los alimentos de conveniencia y comida rápida.

En vez de comer comida rápida o comprar comida precocinada, trata de hacer algunas sustituciones simples y saludables. Establécete una dieta sana y equilibrada, elabora un calendario con tus menús para cada día, e intenta controlar tus impulsos de comida rápida, ya que gastarás dinero y eso no es lo que queremos.

3. Deja de fumar.

Si todavía eres un fumador, tienen que saber que tus hábitos son perjudiciales para la salud y además caros.

Si desea agregar años a su vida y ahorrar un bote lleno de dinero, lo más fácil de hacer es dejar de fumar por completo. Puedes dejar de fumar de golpe, probar algunos de los muchos productos anti-tabaco, o cambiar a un cigarrillo electrónico para ganar algo de tiempo.

4. Amortiza las cazuelas.

Todos sabemos que los guisos son agradables, y son platos fáciles de preparar. La próxima vez que haga una cazuela, haz cuatro lotes de la misma y pon los que te sobren en el congelador. Entonces, cuando necesites una comida rápida puedes coger una ración del congelador y calentarla.

Esto te permite comprar los ingredientes a granel, lo que puede significar un ahorro adicional. Mientras tanto, teniendo varios tapers en el congelador es menos probable que caigas en la comida rápida.

5. Desayunar.

Comer un desayuno saludable que se llena de energía para el día y al mismo tiempo frenar el deseo de un gran almuerzo, caro. Mientras tanto, el desayuno puede ser muy saludable, rápida y de bajo costo . Un plato de avena por la mañana es a menudo la única cosa que me impide salir corriendo a comer un almuerzo.

 

5 Maneras de ahorrar

A continuación se mencuinan 5 maneras de ahorrar de una forma sencilla y eficiente.

1. Apaga la televisión.

Una gran manera de ahorrar dinero es  reducir  la cantidad de televisión que ve.

Ventajas:  menos exposición a los anuncios que estimulan la compra impulsiva, una factura de electricidad más baja o más tiempo para centrarse en otras cosas.

2. Vende las cosas que no utilices.

Intenta recuperar parte del valor de las cosas que no utilizas, porque puede que otra persona con un nivel económico menos pueda sacar provecho de los objetos de segunda mano.

Puedes inscribirte en multiples páginas web o descargarte aplicaciones. En estas tendrás que incribirte y publicar los objetos que desees vender. De esta forma los usuarios sepodrán en contacto contigo y ya negociais los terminos del la compra venta.

3. Haz tus propios regalos..

Si quieres ahorrar dinero  pero tienes que hacer algún regalo, haz tus propios regalos personalizados hecho en casa. Puede hacer mezclas de alimentos, velas, pan recién horneado o galletas, jabón, y todo tipo de otras cosas en casa muy fácilmente y a bajo coste.

Estos hacen regalos espectaculares, ya que ponen un toque de personalidad, algo que no se puede comprar en una tienda.

4. Haga una lista antes de ir de compras.

Una de las maneras más fáciles de ahorrar dinero es tener una lista de compra para evitar la compra compulsiva. Hay que planificar las compras para queno se nos vaya de las manos.

 No sólo puede ayudarle a comprar los artículos que se adapten a su plan de comidas, también ayudar a evitar la compra de alimentos que posiblemente se te caduquen. Siempre tienes que crear una lista y,  lo más importante, cumplirla.

5. Invite a sus amigos en lugar de salir.

Salir a comer o “fuera de la ciudad” es una forma de gastarte todo el presupuesto en un solo golpe.

En lugar de ir a la ciudad y gastarte todo el dinero en ocio y comidas, invita a tus amigos a tu casa y organiza un plan para hacer, como por ejemplo jugar a las cartas o un singstar. Lo que cuenta es que esteis todos juntos y pasandolo bien, no hace falta gastar dinero.