El teléfono móvil perfecto para viajar

Leyendo elmundo.es nos enteramos de que la compañia de bolígrafos y mecheros BIC lanzará en Francia, a partir del mes de agosto, unos teléfonos móviles casi “de usar y tirar”, perfectos para viajar si lo que necesitamos es simplemente un teléfono que nos permita llamar y recibir llamadas sin preocuparnos de tarifas, roaming y demás complicaciones que siempre están de más a la hora de viajar. Es el “BIC Phone”.

Parece que este móvil permitirá a los usuarios las funciones básicas de un teléfono móvil: llamar, recibir llamadas y enviar y recibir SMS’s. Además, promete ser muy sencillo de usar, perfecto para todo viajero que necesita un teléfono móvil “prêt-à-porter”, sin manuales complicados, de uso inmediato y perfecto especialmente para los más mayores que no quieran complicarse con teléfonos móviles de última generación complicadísimos de utilizar. Además, ya vendrá de fábrica con la batería cargada.

Nos indican que este teléfono móvil tendrá un precio de unos 49€, incluyendo 60 minutos en llamadas, los cuales, una vez consumidos, deberán ser recargados a través de la compañía Orange, operadora que lo distribuirá y a través de la cual se realizarán las llamadas.

El precio parece un poco excesivo para lo que ofrece este teléfono móvil. Sin embargo, si pensamos en lo que nos pueden costar las llamadas que hagamos desde el extranjero, parece que nos puede salir a cuenta. Todo es hacer números y calcular los días que estaremos de viaje y lo que nos podemos gastar en llamadas.

En todo caso, si se generaliza la venta del teléfono, lo más lógico es que el precio baje progresivamente y resulte más ajustado y, por tanto, más atractivo e interesante. Parece que ello es el objetivo de BIC, ya que estos teléfonos se venderán en supermercados, estancos, quioscos, estaciones de tren y aeropuertos, por lo que estarán a disposición de un amplio abanico de usuarios, especialmente de los viajeros.

Sin embargo, está claro que para quienes se hayan comprado el móvil de última generación no será atractivo el producto, ya que resulta irresistible utilizar nuestro nuevo “juguete” hasta el agotamiento, aunque nos salga por un pico en llamadas. No obstante, si lo pensamos bien, es una muy buena combinación disponer de un teléfono móvil que nos permite conectarnos a Internet, consultar el GPS, hacer fotos y demás utilidades, el cual vamos a llevar entre algodones, al tiempo que disponer de un móvil más “de batalla”, el cual podemos golpear, guardar en cualquier lugar y disponible en cualquier momento para sacarnos de un apuro sin temor a la factura.

Si tienes la suerte de viajar a París este mes de agosto, plantéate probar este móvil de BIC y ya nos cuentas qué tal resulta. Parece interesante y, desde luego, muy útil para nuestros viajes. Eso sí, lo ideal es que se generalizase como los bolígrafos y los mecheros y lo pudiésemos encontrar en cualquier parte del Mundo. Todo se andará.

Published by